Cuatro años después de su lanzamiento, Mercedes actualiza el GLC para renovar su diseño e incorporar la última tecnología de la marca alemana, tanto en materia de infoentretenimiento y asistencia a la conducción, como en el apartado mecánico. Llega justo a tiempo para presentarse oficialmente en el Salón del Automóvil de Ginebra.

De un primer vistazo llama la atención la cantidad de molduras y elementos cromados, que forman parte de la dotación de serie, los faros LED High Performance de nuevo diseño (más pequeños), la parrilla de lamas dobles, aros de entre 17 y 19 pulgadas, nuevos embellecedores de escape, pilotos LED, etc…

En la parte trasera los pilotos también son de nueva factura.

INTERIOR

El interior también presenta numerosas novedades. El guía multifunción con botones táctiles es heredado del Clase S y similar al que ya montan los Clase A, B y C.  La pantalla táctil central de 7 ó 10,25″, que ahora tiene control gestual, también es nueva. Se puede activar pronunciado la frase «Hey Mercedes». El GLC también incorpora el sistema de infoentretenimiento MBUX con servicios en línea, conectividad a través de Apple CarPlay y Android Auto, o navegador con realidad aumentada.

La instrumentación digital es opcional y emplea una pantalla de 12,3″. Entre los asientos delanteros hay un mando táctil (antes no existía) que permite introducir letras, números y caracteres especiales para controlar algunas funciones.

MOTORES

En lo referente a los motores, todos son de cuatro cilindros y 2,0 litros de cilindrada. La gama está compuesta por dos de gasolina (GLC 200 de 197 CV y GLC 300 de 258 CV) y tres Diesel (GLC 200d de 163 CV, GLC 220d de 194 CV y GLC 300d de 245 CV), ligados al cambio automático 9G-Tronic de nueve velocidades.

Los dos de gasolina llevan asociado un motor eléctrico de 16 caballos que sirve para arrancar el motor de combustión, para recuperar energía (reemplaza al alternador) y para apoyar al motor de gasolina (en ningún momento puede mover el coche por sí solo).

Todos los GLC 2019 van asociados a un sistema de tracción total (4Matic). De serie, hay cinco programas de conducción «Comfort», «ECO», «Sport», «Sport +» e «Individual» que afectan al ajuste de la dirección, el tren de rodaje (que ahora puede llevar amortiguadores controlados electrónicamente), del cambio de marchas y del motor. Si además se monta el «paquete técnico Offroad», destinado a mejorar la capacidad en campo del GLC, se añaden los programas «Offroad» y «Offroad +».

Entre los asistentes de conducción que puede equipar el GLC (de serie o no en función del mercado) destacan el control de crucero adaptativo Distronic, asistente activo de dirección, asistente activo de parada de emergencia, reconocimiento de señales con asistente de activo de límite de velocidad, detector de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, sensores de parqueo, alerta de tráfico cruzado, etc…

Recuerda, que a partir de marzo, podrás anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info).

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard