La división deportiva de Mercedes-Benz acaba de presentar la variante descapotable de uno de sus modelos más radicales, hablamos del Mercedes-AMG GT R Roadster, del que solamente fabricará 750 unidades. Cuenta con un techo de lona de tres capas de accionamiento eléctrico con una estructura de aluminio, magnesio y acero que nos permite disfrutar a cielo abierto de sus 585 CV.

En el frontal todo el protagonismo es para la gran parrilla inclinada ligeramente hacia adelante y las enormes entradas de aire. De serie lleva unos llamativos aros forjados de 19 pulgadas delante y 20 detrás con las pinzas de freno pintadas en amarillo.

En la parte trasera destaca el gran alerón ajustable montado sobre la compuerta del baúl, el doble difusor trasero y una gran salida de escape montada en posición central.

INTERIOR

En el interior tenemos deportividad y elegancia a partes iguales y mucha tecnología. El cuadro de instrumentos es una pantalla digital de 12,3 pulgadas. La pantalla multimedia es de 10,25 pulgadas. En la consola central encontramos las botoneras ‘display’ de nueva generación, molduras de carbono y negro piano y una placa con el distintivo de la unidad fabricada.

Siguiendo la moda actual, el guía AMG Performance está achatado por la parte inferior. Incorpora de serie controles táctiles y dos selectores ‘display’ bajo los radios para la selección de los modos de conducción y de los niveles del control de tracción para que te sientas como un auténtico piloto de carreras.

MOTOR

El GT R Roadster monta el mismo propulsor que su hermano cupé: un V8 biturbo de 4.0 litros de cilindrada con 585 CV de potencia a 6.250 rpm y 700 Nm de par desde sólo 2.100 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,6 segundos y es capaz de alcanzar una velocidad punta de 317 km/h.

El chasis incorpora de serie diferencial autoblocante con regulación electrónica, suspensiones con amortiguación regulable, dirección progresiva y eje trasero direccional, que hace girar las ruedas posteriores en sentido contrario a la marcha a velocidades por debajo de 100 km/h y en el mismo cuando la superemos.

El AMG GT Roadster lleva algunos elementos que se adaptan de manera activa para mejorar la aerodinámica en cada momento. El llamado «perfil aerodinámico» es un elemento de fibra de carbono instalado bajo el frontal del coche, por delante del motor, capaz de desplegarse 40 milímetros hacia abajo, alterando el flujo de aire que «pega» el coche al asfalto y reduce el ‘lift’ del eje delantero. El Airpanel, que es una parrilla activa que deja entrar aire a través de la zona inferior del frontal hacia los radiadores únicamente cuando hace falta por motivos de refrigeración, reduciendo así la resistencia al aire y mejorando el consumo de combustible.

Recuerda, que a partir de marzo, podrás anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info).

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard