Mazda CX-30

El CX-30 es un nuevo modelo que Mazda sitúa entre el CX-3 y el CX-5. Llegará al mercado a lo largo de este año 2019 y podrá tener tracción total (denominada i-ACTIV AWD). Mide 4,40 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,53 de altura. Es, por tanto, seis centímetros más corto y diez más alto que un Mazda3.

Lo primero que llama la atención de este modelo es la nomenclatura utilizada por Mazda. Es la primera vez que se utilizan dos dígitos y parece ser que, de ahora en adelante, va a ser así para todos los SUV como éste, más afilados, casi de aspecto cupé.

La gama de motores del Mazda CX-30 está formada por los Skyactiv en versiones diésel y gasolina combinados con un sistema mild-hybrid, e incorporará el esperado motor de gasolina Skyactiv-X, , que destaca por su relación de compresión variable, para mejorar de eficiencia.

De forma opcional puede llevar la tracción total i-Activ, que junto con el diferencial electrónico G-Vectoring –GVC– se encarga de lograr la máxima motricidad posible en toda circunstancia.

El diseño interior es muy limpio, recordando mucho al del Mazda3. En cuanto a conectividad, cuenta con el sistema MZD Connect que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, que se conectan por USB con la interfaz HMI del sistema. El equipo de audio es de la firma Bose y cuenta con hasta 20 altavoces.

Entre los elementos de equipamiento posibles relacionados con la seguridad están el  sistema de proyección de información sobre el parabrisas, asistente de tráfico y crucero (CTS; sigue al coche de delante durante una retención en carretera), los detectores de fatiga, de tráfico delantero (FCTA) o trasero.

Recuerda, que a partir de marzo, podrás anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info).

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard

2019-03-06T11:27:45+01:00