El Hyundai Tucson N Line no es un modelo N como tal, se trata de un acabado que aporta mayor deportividad y un aspecto diferenciado al resto de la gama Tucson. En cuanto al diseño exterior, cuenta con un nuevo bumper, una parrilla cromada, vidrios tintados y aros de 19 pulgadas, entre otros detalles. Las luces LED diurnas en el frontal también son específicas para este modelo.

En principio estará disponible con tres motorizaciones, aunque dependerá de cada mercado. Hablamos de un turbodiésel 2.0 litros CRDi mild-hybrid de 182 CV, un 1.6 T-GDi de gasolina con 177 CV y un 1.6 litros CRDi 136 CV también con sistema eléctrico de 48 voltios. Habrá además versiones 4×2 y 4×4, así como manuales de seis velocidades o con cambio automático de doble embrague y siete relaciones.

La suspensión ahora es más firme, se ha optimizado la puesta a punto de la dirección asistida eléctrica y las prestaciones de los motores han sido ajustadas para que sus usuarios puedan disfrutar de una conducción más deportiva.

En el interior también encontramos detalles que lo diferencian del resto de la gama: tapicería de piel negro,  distintivos N, costuras en contraste de color rojo, pedales de aluminio, pomo o selector del cambio con detalles también rojos o equipamiento de serie como el sistema de sonido Krell de nueve altavoces.

Como ya hemos dicho, este Hyundai Tucson N Line es un acabado con una línea más deportiva, sin embargo, Hyundai ya está preparando una versión N «de verdad» que rondará los 340 CV.

Recuerda, que a partir de abril, podrás anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info).

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard.

Galería de imágenes del Hyundai Tucson N Line.