NOTICIAS Y NOVEDADES DEL MUNDO DEL MOTOR

El lugar perfecto donde podrás buscar y vender tu vehículo en República Dominicana.

FORD PUMA 2020

25 enero, 2020

El lanzamiento del nuevo Ford Puma es una de las grandes novedades de Ford para este 2020, un crossover que buscará convertirse en una de las referencias de la categoría de todocaminos urbanos donde encontramos pesos pesados como el Nissan Juke o el Peugeot 2008, quedando a medio camino entre el Kuga y el EcoSport de la propia marca. Por esta razón, Ford ha querido llegar pisando fuerte, y una de sus armas será la oferta de propulsores microhíbridos con los que añadir la etiqueta ECO al Ford Puma.

El Ford Puma ya no es un ‘coupé de bolsillo’ como el que Steve McQueen conducía en el spot de finales de los años 90. La firma del óvalo ha querido revivir este icónico modelo en forma del segmento estrella desde hace varios años, y ahora es un SUV del segmento B.

En cuanto a seguridad el nuevo Ford Puma 2020 puede presumir de ello, ya que que ha sacado la máxima calificación de cinco estrellas EuroNCAP. Logrando una puntuación de 94% en la protección de ocupantes adultos, de 84% para pasajeros infantiles, 77% para los usuarios de la carretera más vulnerables y 74% en las características de asistencia de seguridad. Además, el Puma ha obtenido un máximo de 16 puntos en las pruebas de impacto lateral y un máximo de 12 puntos para la instalación del sistema de retención infantil.

En el exterior nos encontramos con 4,20 metros de largo y un frontal perfectamente reconocible que le confiere una sensación visual de mayor volumen del que realmente tiene. Las razones de ello son dos. La primera, una parrilla de grandes dimensiones cuyo marco es de un color u otro en función del acabado elegido. La segunda, unas ópticas situadas en un plano superior al de esta parrilla. Además, el capó presenta unas protuberancias que acentúan más si cabe su presencia.

El lateral del nuevo SUV de origen americano busca en todo momento potenciar el dinamismo del conjunto. Sus marcadas líneas se separan cada vez más del suelo para acercarse al techo, lo que logra una compresión del espacio que se hace especialmente evidente al llegar a la zaga con el estrechamiento de la ventana. Los aros pueden ser de 17, 18 o 19 pulgadas.

En la zaga, el Ford Puma ofrece un diseño más compacto. Destacan el alerón sobre el techo, que en las versiones deportivas es de mayores dimensiones, y la propia denominación del modelo sobre la tapa del maletero. También hay un difusor que se integra en el paragolpes.

Hay 11 colores disponibles para la carrocería: Azul Blazer, Blanco Frozen, Rojo Race, Plata Solar, Negro Agate, Amarillo Luxe, Rojo Lucid, Gris Matter, Azul Desert Island, Blanco Magnetic y Blanco Metropolis.

En el interior destaca la calidad de sus acabados y el buen ensamblaje de los mismos. Eso sí, existen diferencias entre las distintas versiones. Mientras que las Titanium tienden a ofrecer más elegancia, las ST Line se decantan por la deportividad. Estas últimas ofrecen costuras de contraste en rojo, un guía achatado en su parte inferior, una palanca de cambios con pomo de aluminio y unos pedales que lucen este mismo material.

El espacio disponible tanto en la parte delantera como en la trasera es adecuado. No obstante, en la zaga, personas de gran altura pueden tener algún problema debido a la brusca caída del techo en la parte final. En esta parte trasera sólo habrá apreturas en el caso de viajar tres adultos.

El cuadro de mandos opcionalmente es digital y tiene 12,3 pulgadas de tamaño. No presenta muchas posibilidades de personalización, pero sí una resolución perfecta que permite una consulta de datos rápida y precisa. El sistema multimedia, por su parte, consta de una pantalla de 8 pulgadas. Es el SYNC 3 de Ford, y permite compatibilidad con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. Además, la tecnología del modem incorporado FordPass Connect convierte el Puma en un punto wifi con conectividad para 10 dispositivos.

El Ford Puma 2020 ofrece un maletero con 456 litros de capacidad, una cifra que le sitúa cerca de los modelos de categoría superior. Además, bajo el piso del mismo aparece un hueco porta objetos si no se instala la rueda de repuesto que añade otros 80 litros, algo menos si se trata de las versiones microhíbridas. En él se pueden añadir 50 kilos de peso y en su parte inferior existe un desagüe gracias al cual se pueden lavar diferentes utensilios como si de un fregadero se tratase. Con los asientos traseros plegados, el Puma puede acoger una caja de 112 centímetros de longitud, 97 de anchura y 43 de altura. El portón del maletero presenta la opción de abrirse y cerrarse con asistencia eléctrica.

En cuanto a equipamiento hay tres niveles: Titanium, ST-Line y ST-Line X. Los Puma Titanium tienen, en el exterior, aros de 17 pulgadas acabadas en color gris, varias molduras cromadas, marcos de las ventanillas en color negro brillante; en el interior, molduras de imitación madera y tejidos específicos en los paneles de las puertas. Los Puma ST-Line tienen, en el exterior, aros de 18 o 19 pulgadas opcionales, molduras en negro brillante y un alerón trasero más grande opcional; en el interior hay un guía con la parte inferior achatada y pespuntes de hilo rojo, y pedales y palanca de cambios acabados en aluminio. Los Puma ST-Line X tienen de serie el «Paquete confort» que consta de climatizador y sensor de lluvia, navegador con pantalla táctil de 8″, equipo de sonido B&O y cristales oscurecidos. En otros mercados existe el nivel de equipamiento Titanium X, cuya principal característica es que las fundas de los asientos se pueden desmontar desabrochando unas cremalleras y hay masaje lumbar para las plazas delanteras.

Entre los elementos de equipamiento disponibles hay un portón trasero con apertura eléctrica y función manos libres (se activa pasando el pie por debajo del paragolpes), una instrumentación digital que se visualiza en una pantalla de 12,3 pulgadas, asientos delanteros con función de masaje, un techo solar practicable que cubre ambas filas de asientos, una superficie de recarga inalámbrica para móviles y un sistema de sonido B&O con 10 bocinas y una caja de graves.

Las ayudas a la conducción pueden ser numerosas. Los elementos que las hacen posibles son 12 sensores de ultrasonidos, tres radares y dos cámaras. Entre ellas, hay un programador de velocidad activo, que en la versión con cambio automático tiene capacidad para detener el coche e iniciar la marcha automáticamente en atascos (siempre que no sea necesario aplicar más del 50% de la fuerza de frenado y la detención no dure más de tres segundos), un avisador por presencia de vehículos en el ángulo muerto (con capacidad para mover el volante y activar los frenos si el conductor no responde ante los avisos) y un asistente para el mantenimiento en el carril que detecta superficies diferentes al asfalto en los laterales de la carretera (como grava o hierba) y puede actuar sobre la dirección para evitarlos.

También hay un sistema de parqueo asistido (en línea y en batería), uno de frenado de emergencia con detección de peatones, uno de asistencia a la dirección para realizar una maniobra evasiva y uno de aviso por circular en sentido contrario a la vía. Adicionalmente, el Puma puede tener un detector de tráfico trasero al circular marcha atrás con una función que activa los frenos de forma automática si el conductor no responde ante los avisos.

En el caso de que suceda una colisión, hay un sistema que aplica fuerza parcial sobre los frenos para evitar daños mayores a los ocupantes si hay una segunda colisión.

El Ford Puma 2020 sólo cuenta en el momento del lanzamiento con el motor 1.0 EcoBoost de tres cilindros de gasolina. Eso sí, éste llega con tres variantes diferentes, dos de ellas microhíbridas.

El primero de los motores de gasolina ofrece 125 caballos de potencia. El segundo anuncia idéntica cifra, aunque en esta ocasión apoyado por un sistema ‘mild-hybrid’ que permite un ahorro del 9% de combustible. Por encima está una segunda versión microhíbrida, en este caso con 155 caballos. Estas dos últimas versiones homologan un consumo de 5,4 y 5,5 litros a los 100 kilómetros, además de unas emisiones de 124 y 126 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

Los motores microhíbridos cuentan con un arrancador/generador por correa integrado de 11,5 kilovatios que permite la recuperación y el almacenamiento de la energía que normalmente se pierde durante las frenadas y deceleraciones. Con ella se carga una batería de iones de litio de 48 voltios refrigerada por aire. Este sistema también actúa como propulsor al integrarse con el motor y usar la energía almacenada para proporcionar un extra de par durante la conducción normal y en la aceleración, además de hacer funcionar los dispositivos eléctricos secundarios del vehículo. El sistema eléctrico aporta un extra de 20 Newton de par extra.

De serie, todos los motores se ofrecen con un cambio manual de seis velocidades. A lo largo de 2020 llegará un cambio automático de siete marchas que estará disponible en la versión de 125 caballos sin microhibridación.

También durante este año llegará el Ford Puma 2020 con motor Diesel, concretamente un 1.5 EcoBlue de 120 caballos. Éste homologa un gasto de carburante de 4,5 litros a los 100 kilómetros y unas emisiones de 117 gramos de CO2 por kilómetro según WLTP.

Existen cinco modos de conducción diferentes, los cuales influyen principalmente en la respuesta del acelerador y la potencia del motor. Están el Normal, que viene activado por defecto, el Eco, el Pista, el Resbaladizo y el Sport.

El precio del Ford Puma 2020 en Europa parte de los 21.925 euros lo que al cambio son alrededor de 1.300.000 RD$.

Recuerda que ya puedes anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info).

 

Si quieres ver más reportajes como éste, revisa la Sección Noticias Motor.

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard.

Galería de imágenes del nuevo Ford Puma 2020.

 
 
 
 

 
 

¿TIENES DUDAS?

CONTACTA CON NOSOTROS

809 554 5700
info@avalyca.com


IR A CONTACTO