La marca alemana actualiza el Audi A4. Los cambios afectan a la estética, tanto exterior como interior y a la gama de motores. Además introduce lo último en tecnología. Estará disponible a partir del otoño de 2019.

En el exterior, destaca la nueva parrilla frontal, más ancha y plana, una línea de cintura más baja y unas ópticas renovadas con faros con tecnología LED, estando disponible de forma opcional unos Matrix LED.

En cuanto al interior, Audi introduce la nueva generación del sistema de infoentretenimiento MMI de la marca, con una pantalla táctil de 10,1 pulgadas con retroalimentación acústica y un navegador más intuitivo en su manejo. Para la instrumentación hay dos posibilidades: una tradicional con dos grandes indicadores de aguja (cuentarrevoluciones y velocímetro) y una pantalla central multifunción de 7 pulgadas, o bien, la opción llamada «Audi virtual cockpit», con la que toda la información se ve en una pantalla de 12,3 pulgadas.

En el apartado mecánico, hay una amplia oferta de motores y potencias que van desde el A4 35 TFSI de 150 caballos hasta el V6 TDI de 347 caballos del S4. El resto de opciones son: 2.0 TFSI gasolina de 190 CV y 245 CV y las diésel 2.0 TDI de 190 CV y 3.0 TDI de 231 CV. Todos los modelos, excepto el 150 CV gasolina, irán asociados a una transmisión automática, siendo estas las S tronic de siete velocidades o la tiptronic de ocho. Habrá opciones de tracción delantera y a las cuatro ruedas, quattro.

En los tres motores de gasolina Audi emplea un sistema de hibridación ligera mediante una red eléctrica de 12 voltios y una batería de iones de litio. Esta tecnología tiene capacidad para apagar el motor de combustión durante unos segundos con el coche circulando y, en palabras de Audi, supone una reducción de consumo de 0,3 litros cada 100 kilómetros.

Los S4 TDI y S4 TDI Avant tienen un sistema de hibridación ligera mediante un circuito adicional de 48 voltios y una batería de iones de litio de 0,5 kWh. Además de servir de servir como motor de arranque y generador, genera hasta 8 kW en las fases de deceleración, también ha de mover el compresor eléctrico que lleva el motor de esta versión. El ahorro de carburante en este caso es, según Audi, de 0,4 litros cada 100 kilómetros.

Hay cuatro tipos de suspensión: la de serie (de dureza fija), la deportiva (más firme que la anterior y también de dureza fija), la adaptativa comfort (tiene amortiguadores de dureza variable y deja la carrocería 10 milímetros más cerca del suelo) y la adaptativa deportiva (también de dureza variable, pero con un ajuste más firme y que rebaja la altura de la carrocería otros 13 milímetros más, es decir, en total 23 mm menos que la de serie).

Recuerda, que a partir de Mayo, podrás anunciar o buscar tu vehículo en esta misma web (info). Si quieres ver más reportajes como éste, revisa la Sección de Noticias.

Puedes seguirnos en nuestra cuenta de Instagram @avalycard.

Galería de imágenes del Audi A4 2020.